Skip to main content
conducir moto en invierno

Circular en moto con seguridad en invierno

El frío, el suelo húmedo, la nieve… Son algunos de los problemas a los que nos enfrentamos en los meses más fríos del año, especialmente, cuando viajamos en moto. Bajo estas circunstancias, el riesgo de accidente es mayor, ya que una mínima pérdida de la adherencia puede hacer que la moto se caiga.

Si eres uno de los valientes que, pese al frío, sigue conduciendo en moto a diario, tendrás que extremar la precaución y seguir los consejos que tenemos para ti, con el fin de que mejores tu seguridad y que regreses sano y salvo a diario. Porque, al final, eso es lo importante.

Un buen equipamiento

Muchos moteros deciden irse a Andorra a por buen material. O pedirlo por Internet desde tiendas del principado. “Ropa moto Andorra” es algo a escribir en el buscador para encontrar lo que quieres. Desde un buen casco homologado que te proteja la cabeza adecuadamente hasta unos guantes que te cubran del frío y que eviten que las manos pierdan sensibilidad, así como chaqueta y pantalones con protecciones que te mantengan a cubierto.

Para contrarrestar el frío, también te recomendamos puños calefactables, cubremanos o manoplas y paramanos que contribuyen a reducir el efecto del viento.

Asimismo, la ropa térmica y la impermeable serán dos aliados que no puedes pasar por alto. Puedes llevarla en el maletero de la moto junto con ropa de recambio en días cuya probabilidad de lluvia sea alta.

¡Que te vean!

En invierno, hay menos horas de luz, y los motoristas son los más vulnerables ante la baja visibilidad. Cualquier pequeño golpe puede ser tremendo. Por ello, es muy importante que la iluminación de la moto funcione, y, además, que utilices ropa reflectante que te haga visible a distancia.

Por otro lado, también es recomendable instalar en la moto un parabrisas que te proteja del viento, de la lluvia y la nieve. Al final, te estará protegiendo, en gran medida, del frío que sientes cuando el frío te da de frente.

Ante la nieve y el hielo…

Si la carretera está nevada o helada, el neumático no se calentará, por lo que la adhesión quedará muy reducida. Deberás conducir despacio y de manera muy suave, evitando acelerar bruscamente o dar frenazos.

Ten mucho cuidado en invierno. Si te da miedo circular, cambia la moto en días críticos por el transporte público o el coche. ¡No te arriesgues!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *