Skip to main content
como funcionan vaporizadores

Cómo funciona un vaporizador

También conocido como e-cigarrillo, se inventó en China y se empezó a comercializar en Estados Unidos el año 2007.

Se trata de un dispositivo que funciona con baterías y que se encarga de suministrar nicotina, sabor y diferentes sustancias químicas en forma de aerosol. Estos son inhalados por el usuario, tal y como ocurre con un cigarrillo tradicional.

Sin embargo, estos vaporizadores no queman tabaco; en su lugar, se cargan con una solución que tiene nicotina y productos químicos que simulan los efectos del tabaco en el sistema del fumador. Se calienta, expulsa vapor y así es inhalado.

La solución que contienen está formada con nicotina, propilenglicol y glicerol. Dichas sustancias hacen las funciones de disolventes y humidificadores, además de agentes aromatizantes y otro tipo de sustancias químicas, como aldehídos, fenoles y metales.

Regulación de la cantidad de nicotina

Además, se puede escoger un tipo de cartucho u otro con diferentes cantidades de nicotina. Del mismo modo, en el mercado es posible encontrar soluciones sin nicotina que, simplemente, están aromatizadas. Se emplean por parte de personas que prefieren no consumir nicotina, pero que aprecian la experiencia sensorial que proporciona el consumo del tabaco como hábito relajante y actividad social.

Ventajas de fumar cigarros electrónicos

Las principales ventajas de los vaporizadores es que pueden contribuir a que los fumadores vayan reduciendo la cantidad de nicotina que consumen poco a poco, hasta llegar al punto de dejar de fumar.

Diversas encuestas se han realizado acerca de cómo los usuarios perciben el cigarrillo electrónico desde que se empezó a comercializar y se popularizó. En una encuesta realizada en Internet el año 2010, los usuarios votaron por qué motivo habían abandonado los cigarrillos tradicionales para pasarse al vapeo, y muchos de ellos contestaron que fue como transición para dejar de fumar.

Sin embargo, esto no quiere decir que usar vaporizadores vaya a hacernos dejar de fumar como si se tratase de algo milagroso. Claro que requiere mucho esfuerzo incluso si has reducido la cantidad de nicotina a consumir, pero también es cierto que puede suponer una ayuda a considerar. No es lo mismo fumar dos paquetes de tabaco al día que 2 ó 3 cigarrillos, por lo que sí es posible que esta reducción de la nicotina pueda ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *