Mi sueño americano: el año que pasé de intercambio en un instituto de USA

experiencia año academico en usa

Cuando hecho la vista atrás y pienso en los pasos que he dado en la vida para avanzar en mi carrera profesional, creo que de lo que más orgulloso estoy y lo que más me ha ayudado a desarrollarme tanto a nivel laboral como personal es haber pasado un año académico en USA.

Podría escribir líneas y líneas de texto sobre todo lo que viví y aprendí allí, pero prefiero resumirlo en unos pocos puntos y que puedas quedarte con lo importante.

Trampolín a la universidad

Puedo decir que pasar uno de mis años de bachillerato en un instituto americano fue mi mejor carta de presentación de cara a la universidad. Pasar un año académico en USA me permitió dar un empujón sin igual a mi curriculum vitae y a mi entrada en el mundo laboral. Solo los mejores expedientes académicos son los que acceden a los mejores contratos y convenios de colaboración con la empresa privada durante la etapa universitaria y posterior carrera profesional.

Año académico en USA: Un nuevo sistema educativo por descubrir

Los institutos americanos son mucho más que autobuses amarillos y pasillos llenos de taquillas, jugadores de baloncesto y animadoras. El sistema educativo americano es completamente diferente al español y este cambio motivó que se desarrollase en mí una capacidad de adaptación que ya no necesita poner en práctica en España.

Las clases son muy dinámicas y el estudiante tiene que elegir entre diferentes asignaturas optativas y también el grado de dificultad de cada una de ellas. Es como una formación a la carta mucho más orientada a tu vocación laboral. A todo eso hay que sumarle la importancia de la preparación de proyectos, de cumplir con el código de honor y el compromiso con la escuela.

Por tanto, mi experiencia como estudiante un año escolar en el extranjero me ha permitido mejorar a nivel cultural, a nivel de madurez y a nivel de tolerancia, tres características que son fundamentales para desenvolverse en el mundo actual; y todo ello en uno de los países más desarrollados del mundo.

 

levantus Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *