Skip to main content

Qué usos darle a las casetas de obra

La construcción modular ha dado pasos agigantados durante los últimos años en el sector de la industria, junto con el del diseño y la arquitectura, además de en la construcción y en el sector inmobiliario. Por su parte, las casetas de obra han dado una respuesta óptima a las necesidades más demandadas; las empresas y los particulares necesitan ampliar sus espacios de almacenamiento, pero, eso sí, sin tener que renunciar a la calidad, la comodidad y a un precio asequible. Ni a la estética, punto, también, a tener muy en cuenta.

Pero esto no es todo lo positivo en lo referente a las casetas de obra. Su inmediatez de instalación también hace que la necesidad de contar con un espacio nuevo de almacenamiento de manera urgente quede satisfecha de la mejor y más eficiente manera posible. Este ha sido otro punto fuerte para su éxito.

Casetas de obra: ¿para qué?

La solución que aportan puede ser temporal, pero también, permanente. Cuando se requiere un espacio de trabajo nuevo, y ya no sólo para el almacenamiento, las empresas ya las piden con la intención de poner remedio a su problema. ¿Y a quién podría extrañarle? Las casetas de obra pueden servir como:

-Salas de formación

-Cabinas de vigilancia

-Campamentos de obra

-Garitas de seguridad

-Comedores prefabricados

-Vestuarios

-Oficina para la dirección de obras

-Soluciones de almacenaje

-Sanitarios portátiles

Qué podemos hacer con la caseta de obra

Como decíamos, la falta de sitio para almacenaje es, también, uno de los usos más extendidos para estas soluciones a la falta de espacio. Este es un problema al que se tiene que hacer frente de manera continuada cuando el negocio prospera, en cualquier sector. Cuando la empresa crece (¡y que crezca!), nos vemos, inevitablemente, frente a esta problemática. En un colegio, por ejemplo, se puede requerir para guardar material escolar (sobre todo, para todo lo relacionado con Educación Física, como pelotas, potros, colchonetas…), o en una tienda, para guardar el inventario, o, en una obra, herramientas y otra clase de útiles.

En los colegios, de hecho, también se pueden utilizar como vestuario, donde los niños se cambien de ropa para acudir a clase de gimnasia.

Asimismo, las casetas de obra también son muy populares como sanitarios, tanto en oficinas, colegios u otros lugares de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *